martes, 30 de abril de 2013

A la distancia, que es muy puta. Y a ti,
claro.


Hay noches en que el insomnio se viste con tu nombre
y deja huella.

Como cuando gritas desde la cama
esperando que la montaña, solitaria y dormida,
responda a tu eco.

Como si el vacío se vendiese
por metro cuadrado a construir. Y tú dieses para ciudad entera.
En ruinas.

Como las noches en que dormir
es peor
que caerse al abismo
por voluntad ajena.

Como esperar una respuesta
evitando formular todas las preguntas.

Como dejarlo todo por esta distancia
entre tu sueño y mi insomnio.

Como el mar que me susurra que mejor
me olvido de ti.

'Y si no, qué' le dijo la Poesía a la razón.
Nosotros respondimos:
Pues mejor.

Quiero dibujar tu manera de dejarme sin corazón
cada vez que me miras.
Pero de este pincel que son mis dedos
sólo me salen
manchas de tinta
sobre la piel.

5 comentarios:

  1. Deberíamos pintarnos y escribirnos mucho más sobre la piel.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que el mejor lienzo para el arte
    y la poesía (como arte en su estado más puro, que lo es),
    es la piel.
    Sobre todo una buena espalda.

    Precioso como siempre, bonica :)

    ResponderEliminar
  3. Siempre es envidiable quien inspira estos arrebatos de amor.
    Nos leemos.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  4. Palabras y crujidos. Atravesar un corazón, hacer ruido :)

    ResponderEliminar