domingo, 28 de abril de 2013

*ponedle título vosotros*

Cariño, necesitamos distancia. Dos mil km me parecen muy pocos. Las 500 noches sin ti, me han parecido 19 días.

Soy un kamikaze desenamorado que ya sólo puede aprender a hacer crack.

Tengo que dejar la música, los excesos.

Ya no te quiero tanto.

La poesía que ahora me cuelga de las manos se parece demasiado a lavar los platos, a tender la ropa, al polvo de las botellas de ron que dejé en las estanterías.

Amor, no me sale llamarte amor desde que no me desayunas. Desde que en lugar de pasear desnudo, te vistes corriendo al salir de la ducha.
Después de correrte.
En otra casa.

Perdón por el drama.

Por recordar que habíamos olvidado. Por interrumpir de nuevo tus cuentos. Por despertar a los fantasmas.

Tengo sueños en los que ya no puedo dormir. Y es tu culpa, ¿quién te manda a soltarme la mano? Y lo que es peor,
porqué.

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A ti te tengo que dar un beso muy fuerte un día. Recuérdamelo.

      Eliminar
  2. Después del desamor
    sigues dejando arañazos bonitos
    en espaldas,
    y también en muchas vidas.

    Increíble chica, increíble.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los arañazos siempre son bonitos. Pero tú más. :)

      Eliminar
  3. Qué bonito joder.
    Si duele(s).

    Un muuuuuá guapa :)

    ResponderEliminar
  4. Duele pasar página, de momento sigue rellenándola
    porque nacen textos profundos y preciosos.

    un beso guapa

    ResponderEliminar
  5. Cuando le dije que la pasión, por definición no puede durar... ¿Como iba yo a saber que ella se iba a echar a llorar?

    (He leído por ahí que Sabina le gusta. Quizá esta canción sepa darle el por qué.)

    ResponderEliminar