lunes, 31 de diciembre de 2018

Cuando me vaya, será para buscarte

Mi balance es una palabra. Como si todo el dolor del mundo pudiera concentrarse en un solo punto.
Pero ese punto sube y baja, baila, se revuelve.
Pasa de mi garganta a mi estómago, de ahí a los ojos, y hay días en que incluso se recuesta sobre mis pies.

Estoy cansada. De mirarlo todo como si fuera a acabarse.

Porque lo va a hacer.

Mamá lo hizo. Mamá luchó contra un gigante tanto tiempo... Y soy yo la que dice estar cansada.

Qué absurdo decir que no estás cuando te veo en todas partes.

A veces escucho en la cocina tu risa y cuando llego solo se me ocurre pensar que he llegado tarde.

A veces me despierto y pienso en meterme en tu cama donde no caben las pesadillas.
Luego llego y hay un espacio tan inmenso como esta pena.

Ayer tenía tanto frío que usé el secador para calentarme las manos. Recordé que antes de ir al cole, cuando me secabas el pelo para que no enfermase al salir a la calle, sacudías el secador por mi espalda diciendo 'mira qué calorcito más bueno'.

Te veo en cada cosa que hago.
Como si la vida conspirase para que tus gestos no se perdieran.

No sé exactamente como va a seguir a partir de ahora. Seguiré escribiendo para no perderme.
Te hice promesas que no dejaré de cumplir, para que estés donde estés, al menos te sientas orgullosa.

Si estás. Porque si algo he aprendido es a dudar hasta de mis manos.

Pero las pondría en el fuego aunque ardiesen, por saber que ese puntito de dolor, a ti ya no puede tocarte.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola, soy Theresa Williams. Después de estar en relación con Anderson durante años, rompió conmigo, hice todo lo posible por recuperarlo, pero todo fue en vano, lo quería tanto por el amor que tengo por él. Le rogué con todo, hice promesas pero él se negó. Le expliqué mi problema a mi amiga y ella me sugirió que prefiriera contactar a un lanzador de hechizos que pudiera ayudarme a hacerlo, pero soy del tipo que nunca creyó en el hechizo, no tuve más remedio que intentarlo. Envié al lanzador de hechizos, y él me dijo que no había ningún problema de que todo estará bien antes de tres días, que mi ex volverá a recibirme antes de tres días, lanzó el hechizo y, sorprendentemente, en el segundo día, eran alrededor de las 4 de la tarde. Mi ex me llamó, estaba tan sorprendido, respondí a la llamada y todo lo que dijo fue que lamentaba tanto lo que había sucedido que quería que volviera con él, que me quiere tanto. Estaba tan feliz y fui a verlo así fue como empezamos a vivir juntos felices nuevamente. Desde entonces, he prometido a cualquier persona que conozco que tiene un problema de relación. Sería de gran ayuda para esa persona al referirla al único verdadero y poderoso lanzador de hechizos que me ayudó con mi propio problema. Su correo electrónico: {drogunduspellcaster@gmail.com} puede enviarle un correo electrónico si necesita ayuda en su relación o en cualquier otro caso.
      1) hechizos de amor
      2) Hechizos de amor perdido
      3) Hechizos de Divorcio
      4) Hechizos de matrimonio
      5) Hechizos vinculantes
      6) hechizos de ruptura
      7) Desterrar a un amante pasado.
      8.) Quieres ser promovido en tu oficina
      9) quieres satisfacer a tu amante
      10) Lotería
      Póngase en contacto con este gran hombre si tiene algún problema para una solución duradera
      a través de {drogunduspellcaster@gmail.com}

      Eliminar
  2. Leerte es afrontar un dolor nada fácil de digerir.
    Leerte es recordar la gratitud que pasamos por alto cuando todo va bien.
    Admiro la valentía para plasmarlo, dado que de sentirlo a verbalizarlo hay un trecho de lágrimas que nublan el paso.
    Dicen que no queda otra, pero revelarse a la luz de mirada ajena requiere fuerza.
    Y la muestras y la demuestras día a día.

    ResponderEliminar
  3. Es la primera vez que visito tu espacio y ha sido una fortuna encontrarlo. En este mar de letras naufragar de una emoción a otra es inevitable. Me encanto y si me lo permites, me quedo. Un abrazo desde otra Luna.

    ResponderEliminar