domingo, 24 de febrero de 2013

Estoy contigo.


A Tania,


porque ella nunca estará lejos.


Estoy aquí
sabiendo que parte de mí está ahí, contigo, esperando otros cinco minutos de abrazo.

Estoy aquí
haciendo de mi casa
una casa mejor donde encontrarte descalza por el pasillo,
y hacerte cosquillas en las manos cuando estés triste
donde pueda poner canciones que hablen de ti,
y donde saltar al abismo no sea más que volar.

Estoy aquí
soñando con soñar a tu lado,
pensando en qué desayuno te haré el domingo
cuando tengas resaca de los besos con los que te emborracharé la noche antes,
deseando que mañana no te vayas,
que no haya vuelo que nos separe, otra vez.

Estoy aquí, mirando la sombra del gato que maúlla al vernos,
que se arrastra por las esquinas buscando mimos
celoso
de que seamos nosotras quiénes terminemos acurrucadas la una con la otra.

Estoy aquí,
pero ahí también, contigo, amor,
y estoy feliz de haberte encontrado
aunque sea en la distancia, te he encontrado,
y sé, entonces,
que tú también me buscabas,
y que ahora estás ahí
y aquí, conmigo.

3 comentarios:

  1. hay personas que abrigan más que un día de verano en invierno. yo me dejo la vida en cuidarlas. veo que tú también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho mucho, no sé porqué sabía que tú eras así también. Mañana te abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  2. Con tu permiso he colocado un link a este bello lugar, aquí: http://nonm13.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar