sábado, 24 de mayo de 2014

Al menos yo sé dónde he estado

Aún lo recuerdo. El crujir de las costillas.

El dolor del miedo
El miedo en sí.

Tú partiéndote en dos mientras yo en mil

Las marcas moradas, verdes y amarillas

Curarme desde el suelo.

La puerta cerrando la ventana

Cristales preciosos incrustados en las paredes.

Aún te recuerdo, sí,
desnudándome

Clavándome contra los muros de esta habitación

Acusándome
de haberte seguido
esperando.

Naufragando.