lunes, 25 de enero de 2016

Envasado al vacío

tu cuerpo envasado al vacío
como animales congelados en la zona de neveras del mercadona.

hambrienta tu silueta llora

seré lo que tú quieras que sea

febril, te deshaces bajo las mantas
desaparece la mancha de humedad de tu sudor
ya no huele a nada

salgo a la calle, finjo hablar por el móvil
te hablo a ti
tú no estás

camino del hospital
me desvanezco contigo

mis músculos machacados con un mazo de carne empiezan a respirar

La cama toda tiembla
ya no tengo una casa frente al mar.